Agenda

Noticia

LA MUTUA MADRILEÑA CONCEDE UNA BECA PARA EL ESTUDIO DE BIOMARCADORES DE DAÑO CEREBRAL AL GRUPO DEL IBIS DE INVESTIGACIÓN NEUROVASCULAR LIDERADO POR EL DR. JOAN MONTANER

    Investigadores del Instituto de Biomedicina de Sevilla – IBiS – y Servicio de Neurología del Hospital Universitario Virgen Macarena, coordinarán un estudio multicéntrico nacional becado en la XVI convocatoria de la Fundación Mutua Madrileña, sobre daño cerebral.

     

     foto

     

    El pasado 19 de septiembre se ha hecho entrega, en Madrid, de las ayudas a Proyectos de Investigación en Salud 2019 de la Fundación Mutua Madrileña. En esta XVI convocatoria uno de los galardonados ha sido el proyecto “Determinación rápida de heart fatty-acid binding protein (h-FABP) para descartar lesiones cerebrales en el traumatismo craneoencefálico leve: primer estudio multicéntrico usando un instrumento “point of care” en servicios de urgencias de traumatología y pediatría”; que se coordinará desde Sevilla por el Dr. Joan Montaner, Jefe de Servicio de Neurología del Hospital Universitario Virgen Macarena – HUVM - e Investigador Responsable del Grupo IBiS “Neurovascular”.

     

    Este estudio multicéntrico se llevará a cabo en una red de 6 hospitales españoles que reclutarán pacientes con traumatismo craneoencefálico leve (TCE leve) en adultos y 6 centros que lo harán en niños que sufran TCE leve. El proyecto contará con un presupuesto de 120.000 € para demostrar si un panel de marcadores sanguíneos como H-FABP, GFAP e IL10, podrían ser candidatos interesantes para detectar aquellos pacientes que puedan tener daño cerebral en el TC craneal, de forma que se ahorrarían recursos y se evitaría someter a los pacientes a una prueba de imagen potencialmente perjudicial.

    Esto es de especial interés en la edad pediátrica, donde los efectos de la radiación pueden ser aún más importantes y la valoración clínica más compleja. Un aspecto muy novedoso del proyecto es que algunos marcadores se van a medir con un dispositivo de Point-of-Care (POCT) que permite hacer una lectura rápida del resultado en minutos mediante una gota de sangre obtenida del dedo del paciente.

     Al año, 1 de cada 200 andaluces tendrá algún tipo de TCE. El TCE leve representa el 10 por ciento de las atenciones en los departamentos de urgencia cada año y no deben subestimarse, ya que los pacientes con lesiones cerebrales traumáticas leves pueden sufrir varios meses después del golpe síntomas incapacitantes y estos traumatismos pueden predisponer a la demencia en la edad adulta.

     

     

     

     

     

    Más información